Vehículos de movilidad personal

Los VMP pueden definirse como vehículos capaces de asistir al ser humano en su desplazamiento personal, los cuales, por su construcción, pueden exceder las funciones y estar dotados de motor eléctrico.

A efectos de esta normativa se consideran vehículos de movilidad personal (VMP) los patinetes sin sillín y los segways impulsados por un motor eléctrico de potencia inferior a 1 kW.

  1. No se permite circular por las vías de la ciudad con vehículos de movilidad personal si no cumplen los requisitos técnicos de certificación establecidos o los requerimientos de homologación previstos a la normativa aplicable.
  2. Se prohíbe la circulación de los VMP por las aceras, las plazas, los parques, los jardines y otros espacios públicos destinados en exclusiva a los peatones.
  3. Se tienen que respetar en todo momento las normas generales de circulación establecidas tanto en la Ordenanza de circulación como la normativa y la legislación de tráfico, circulación de vehículos y seguridad vial.
  4. Los VMP que circulen por cualquier calzada tienen que disponer de timbre, sistema de frenado, luces y elementos reflectantes homologados, y la persona que los utilice tiene que mantenerse derecha; se recomienda que utilice casco homologado y chaleco reflectante.
  1. Por los carriles bici, con las mismas condiciones que los ciclos.
  2. Por las calles señalizadas como residenciales mediante la señal S-28, sin superar la velocidad máxima de 20 km/h.
  3. Por las calzadas zona 30 y calles limitadas a velocidades inferiores a 30 km/h, y las ciclocalles sin superar los 30 km/h y siempre en el sentido de circulación autorizado.

Descarga de archivos